jueves, 9 de junio de 2011

Cómo calcular la potencia necesaria (Termoestufas y calderas)

La potencia suele ser el primer dato que se mira a la hora de decantarse por uno u otro modelo de termoestufa o caldera. No debemos pasarnos y gastar dinero a tontas y a locas ni tampoco quedarnos cortos y luego ir quejándonos porque el pellet no calienta. Para hacer una buena elección hay que tener en cuenta:


Tipo de construcción de la casa: Aislamiento y orientación. Evidentemente cuánto mejor aislada esté una casa, más facil será de calentarla (el calor no se escapa) y si además está orientada hacia el sur pues nos aprovechamos de algo de calor del sol. 

Zona. No se necesita la misma potencia en una casa en Cádiz que en otra de Santander. Una diferencia de temperatura externa de cerca de 10º, aumenta la potencia necesaria en un 20-25%

Volumen de agua en la instalación. Sabiendo que una caloría es la energía necesaria para calentar un litro de agua de 14,5 a 15,5 ºC; conociendo la potencia térmica necesaria en la casa debemos mayor un poco la caldera para calentar el agua en un tiempo razonable.

Uso: si se usará para calefacción, calefacción y agua caliente, si usará acumulador o no...  Obviamente si queremos producir agua sanitaria además de calentar la calefacción. Esta relación aumenta proporcionalmente y para verlo mejor, unas gráficas.

Trabajando con ambas tablas podemos sumar las potencias necesarias para cada situación. Por ejemplo, si quisiesemos calentas 300 metros cúbicos y tener un caudal de 250 l/h, haría falta una caldera de: 12,5 + 14 = 26,5 kW

Sin embargo ese valor se ve reducido notablemente empleando un acumulador, ya que la caldera calienta el agua depositada en el mismo y a continuación puede dedicar su potencia íntegra para la calefacción.

Como siempre, lo mejor es dejarse aconsejar por un profesional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada